martes, 24 de marzo de 2009

NOCHES POÉTICAS













ALMUDENA VIDORRETA Y BRENDA ASCOZ


El sábado, 27 de febrero, fue una noche muy especial en “La Campana de los Perdidos” y fue especial, porque unas maravillosas y jóvenes poetas nos deleitaron y asombraron con sus poemas, su alegría y sus diferentes estilos llenos de personalidad: Almudena Vidorreta y Brenda Ascoz, mano a mano con la noche. Y junto a todos los amigos que nos reunimos al abrigo y calidez que ofrece el ciclo: “Poesía para Perdidos” que hizo posible que pudiéramos encandilarnos con ellas. Sí, ese es el verbo que mejor las define “Encandilarnos”
Me encantan sus poemas y cómo intercambiaban sus agradables voces para recitarlos, su desparpajo encima del escenario, la sabiduría de sus jóvenes palabras sembrando sus poemas de vivencias donde se va perfilando desde lo más íntimo a lo más cotidiano, desde la almohada a la ciudad. Son geniales.
Y… para acabar esta especial noche nada mejor que escuchar a los chicos de: ”Cuidado con el Perro”, qué os puedo decir yo de ellos (al piano: David Guillén y al micrófono: Rafa Sanementerio) que vosotros no sepáis. Si es que no es para contarlo es para verlo “In situ” (no sé si se escribe así, pero así se va a quedar) y disfrutar de su música, sus canciones, su buen rollo en el escenario y cómo se meten al personal en el bolsillo con su simpatía y buen hacer. Qué maravilla de noche y eso que tuve que marcharme un poquitín antes (fue por una buena causa). Que rabia, en fin, Rafa que ya me perdonarás.


ÁNGEL GUINDA

No me pierdo ninguna de las noches en las que se recitan poemas dentro del ciclo “Poesía para perdidos”. Si tengo algún trabajo o me viene algún compromiso lo aplazo, pongo excusas, o les invito a que me acompañen, no siempre lo hacen, pero en esta ocasión convencí a una de las personas que más quiero: a mi hija que se llama Azucena, la verdad es que le hablo a menudo de estas noches tan especiales para mí y no hizo falta insistir demasiado. Lo intenté con otra de las personas que más quiero: mi hijo, Rubén, pero no se dejó convencer…cahisss! ya tenía planes esa noche, que pena, volveré a insistir. Yo estaba como loca presentando a mi hija a todos mis amig@s y ella quedó encantada con todos, no podía ser de otra manera, porque son todos estupendos. Fue una noche inmensa en emociones para las dos y para todos los amig@s y allí presentes y pudimos comprobar una vez más por nosotros mismos el ambiente que envuelve la noche poética en “La Campana…”, pero por si eso fuera poco el sábado, día 14 de marzo, como muchos sabéis, recitaba mi apreciado “ÁNGEL GUINDA” uno de los más grandes maestros de la poesía. Y fue una noche fabulosa. Cuando habla Ángel Guinda calla el mundo y sólo se escuchan sus palabras y el adorable sonido de su voz. Y eso es magia, amigos.

Ángel Guinda nos recitó sus poesías, que es como recitarse a sí mismo, porque su poesía y él se unen en la palabra. Sus poemas nos hablan de sus vidas y de sus muertes, de sus cicatrices y sus heridas, de sus infiernos y sus sueños, de sus deseos y sus miedos, de sus traumas y ausencias, de sus excesos y sus culpas, de sus obsesiones y ausencias, de su esperanza y su desesperación. Que es la misma que todos sentimos ante un mundo que no comprendemos y con el que no estamos de acuerdo. Pero Ángel Guinda lo dice con una profunda sencillez, con un dolorido descaro y una alegría y libertad encomiables.

Ángel Guinda compartió sus palabras como lo hacen los grandes amigos: acordándose, incluso, de los que por una u otra causa no pudieron asistir esa noche para verle y disfrutar con él y de él.

Y también Ángel Guinda tubo un emotivo recuerdo para Ana Mª Navales, Quintín Cabrera y Ricardo Paseyro, fallecidos recientemente y a petición suya se apagaron luces para el recuerdo. Fernando Burbano nos leyó uno de los hermosos poemas de Ana María Navales. Manuel Martínez Forega, Trinidad Ruíz Marcellan, y Sagrario acompañaron, en distintos momentos, con mucho cariño al maestro durante el recital.

Las chicas de Mrz Corcodile cantaron de maravilla sus estupendas canciones, y pusieron todo su talento en ello para nuestro disfrute.

Y para finalizar Luís Felipe Alegre puso la “Guinda” al recitar con gran entusiasmo parte de un poema recuperado que Ángel Guinda creo hace veinte años "El almendro amargo" y que tristemente están más actuales que nunca.

Os invito a todos a que disfrutéis de los vídeos del recital que David http://pandadetolos.blogspot.com/ ha colgado en su blog y también de algunas fotos que atraparon algunos momentos del recital y otras junto a Ángel y algunos de los muchos amig@s de la noche poética… y de La Campana… que con sus tañidos alumbran en la noche a los poetas.
En las fotos que he colgado arriba: Ángel Guinda en varios momentos del recital, Luís Felipe Alegre, Mrz Corcodile, y algunos de los que estuvimos allí. Hay muchas más fotos y muchos más amig@s, pero no puedo subir todas, sería excesivo (aún así creo que lo es), pero ya las iré subiendo en futuras ocasiones si no hay inconveniente.













































1 comentario:

David - Panda de Tolos dijo...

eeeey! las fotos!! :D
llevo esta semana parriba y pabajo de viajes y no las había visto hasta ahora jejeje qué guapetones que somos! y a ver si para la próxima nos podemos ver más tiempo.
besos para las dos!